sábado, octubre 16

El mayor sacrificio, La Maternidad

Pinterest LinkedIn Tumblr +

Hoy hace 6 años supe lo que es la maternidad: «La esencia femenina», ya que desde los inicios de la sociedad primitiva se relaciona ser mujer con ser madre.

Creo firmemente que la maternidad está sobrevalorada, se habla muy poco de los malos momentos que pasamos durante el embarazo, el parto y post parto. Amo a mis dos hijas (mis jefas), y les acompaño en su vida con todo el amor y respeto del mundo; una cosa no tiene que ver con la otra, pero creo que, hasta cierto punto, nos “engañan “, ya sea de forma consciente o inconsciente por la continuidad de la raza humana, porque no le veo otra explicación.

Yo en este día felicito a todas las madres dominicanas que han ejercido un papel tan sacrificado en sus vidas, incluso olvidándose de ellas mismas y por su puesto a todas las mujeres que no tienen malestares, ni grietas, ni desgarros, etc., etc… ¡Debe sentirse genial!

Desde mi experiencia les comento, he tenido muchos momentos buenos, pero quien diga que al principio todo es perfecto…sinceramente no me lo creo… ¡MENTIRA!

Nunca olvidaré la primera semana de mi primer post parto, me senté en la cama a llorar y no sabía qué me dolía más, si mis grietas en los pezones, mis desgarros, mi cansancio, etc. y pensé… ¿Qué tiene esto de bonito? No sé qué emanaba más de mi cuerpo, si leche o lágrimas.

Creo que debemos decir la verdad. Es la única manera de fomentar una maternidad y paternidad responsable. Entrar en esta etapa debe ser algo querido, planificado, deseado, consensuado, pero, sobre todo, saber a lo que vamos y respetar a todas aquellas mujeres que deciden no ser madres. Todas somos perfectas siendo madres o no.

Veo en consulta muchas mujeres que la sociedad las obliga a ser madres, por lo mismo que acabo de decir, no es sólo parir y ya. Ser madre y padre nunca puede ser olvidarte de tu ser, de tu individualidad, de tus necesidades. Los hijos son parte de nuestras vidas, pero si no estamos nosotros bien ellos nunca lo estarán, porque le damos lo que tenemos.

Le doy gracias a la vida porque me tocó una madre amorosa, equilibrada, trabajadora, que lo da todo por sus hijas y si tengo que definirla en una palabra es AMOR PURO. No conozco a un ser que sienta tanta devoción por su familia que mi madre.

Gracias Irene, gracias madre por todo lo que me enseñas, porque como siempre me dices estamos aquí para aprender.

FELICIDADES A TODAS LAS MADRES DOMINICANAS EN SU DÍA.

Share.

About Author

Comments are closed.