sábado, octubre 16

En honor a todas Las Mariposas del mundo, seguir la lucha contra la violencia es labor de todos

Pinterest LinkedIn Tumblr +

Más de un centenar de mujeres de varios países de Europa, Latinoamérica y República Dominicana participaron en una conferencia magistral “El tiempo de las Mariposas y la violencia contra la mujer, antología del pasado y el presente”, actividad organizada por la doctora Aliany Concepción quien encabeza un grupo de mujeres que tienen el firme propósito de seguir luchando contra el problema que afecta a todos los países del mundo.

La conferencia, que se realizó el 22 de noviembre por la plataforma Zoom, y que tuvo la participación de Minou Tavárez Mirabal, hija de Minerva Mirabal, se realizó entre otros objetivos, para conmemorar el “Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer”, declarada por la ONU el 25 de noviembre de 1993, en honor a las Hermanas Mirabal activistas y luchadoras contra los abusos que cometió el dictador dominicano Rafael Leonidas con las mujeres y el pueblo dominicano.

Alianny Concepción, organizadora de la Conferencia Magistral sobre violencia contra la mujer.

Las mujeres quieren saber siempre más de cómo manejar la situación si se ven involucradas en episodios de esta índole y la asistencia sobrepasó los limites de lo que la plataforma puede asumir. Las exponentes participantes todas profesionales en la materia no dejaron dudas en ningunos de los temas expuestos, todos con una minuciosidad y profesionalidad excelente, lo que llevó a las mas de 150 asistentes a calificar de exitosa la conferencia.

Minou Tavárez Mirabal, al agradecer actividad como éstas que se celebran, también a nivel internacional, consideró muy importante que se mantengan en los corazones y los hechos que desencadenó que el 25 de noviembre de internacionalizara la lucha contra la violencia hacia la mujer. Recordó que este año es el 60 aniversario del asesinado de su madre Minerva y sus tías Patria y María Teresa por parte del dictador Rafael Leonidas Trujillo.

En su breve intervención desde el museo de las Mirabal, en Ojo de Agua, Salcedo, resaltó que las mujeres son las protagonistas de toda su lucha, de erradicar el problema y de construir sociedades de paz e igualdad. “Debemos convertir este mundo en uno que sea más justo y para eso debemos ser activistas, militantes y reforzar el compromiso con dicha causa”.

 

Unidad ante el maltrato de cualquier tipo

La primera en exponer en la conferencia fue Cristina Aguiar, especialista en derecho constitucional y propulsora de la internacionalización del día de la violencia contra la mujer, quien destacó que, aunque es cierto que el maltrato hacia la mujer se nota mucho más en sectores de escasos recursos y reducida preparación académica, es cierto, que cada vez más el problema se presenta en todos los extractos sociales, sin importar estudios ni posición económica.

Aguiar fue una de las personas que participaron activamente en la redacción del proyecto que se presentó en la ONU para declarar la fecha del asesinado de las Hermanas Mirabal, el día que conmemora además su muerte. Destaca que de aquella experiencia se queda con el hecho de que en el mundo entero se realizan acciones para detener y reducir al máximo la violencia contra la mujer.

La violencia contra la mujer se manifiesta en todos los estratos sociales.

“Lo que hacemos hoy resuena en el eco de la humanidad y todas y todos somos parte importante de la solución”, añade.

En ese sentido se manifestó Carmen García, periodista y presidenta de la Fundación Woman´s Week, quien en su exposición ratificó que el asesinato de Las Mirabal y la declaración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, supuso la unión de todos los países para luchar contra esta lacra social.

Aunque en República Dominicana el año 2019 registro un descenso de 25% en los feminicidios, siendo el mejor año de los últimos 14, desde el 2005 y noviembre del 2019 la Procuraduría General de la República contabilizó 1,295 feminicidios, pero estas cifras fueron distintas a las de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) que, en un período menor, en enero de 2010 a septiembre de 2019, sumó 1,795 mujeres asesinadas por parte de sus parejas o ex parejas.

Por estas escandalosas cifras, la CEPAL posiciona a la República Dominicana en el tope de países latinoamericanos con incidencia de casos de feminicidios. Las autoridades actuales deben implementar verdaderas y eficaces medidas para revertir esta situación y que mujeres y niñas, no sigan sufriendo esta lamentable situación.

Según la OMS, explica Isabel López Loro, activista de igualdad, 1 de cada 3 mujeres han sufrido violencia sexual o física de manos de sus parejas, situación que no puede seguir y que debe erradicarse por completo.

López Loro resalto que toda mujer debe saber y memorizar que la confianza y el respeto mutuo es la única base de una relación saludable, tanto para ella, como para su entorno más cercano.

 

Cómo identificar la violencia y luchar contra ella

Aunque la mayoría de las expositoras coinciden en que es muy difícil verse en situación de violencia y hacerle frente, todas, también están de acuerdo a la hora de identificar las fases de la violencia de Genero:

  • Acumulación de Tensión. Esta fase puede durar años e inicia con el aislamiento de la mujer por parte de su pareja y la violencia verbal y emocional.
  • Fase de explosión. En esa fase aparecen las agresiones físicas, psicológicas y sexuales, pero es una fase de corta duración.
  • Fase de luna de miel. Es aquí donde el agresor intenta mostrar arrepentimiento y hace sentir a la mujer culpable de lo sucedido. Además, el agresor muestra debilidad y dependencia para así lograr el perdón de la mujer.

Parar esta lacra social es cuestión de todos.

Isabel López Loro recomienda acompañamiento por parte de los amigos y familias hacia las mujeres maltratadas y sobre todo les aconseja pedir ayuda a tiempo y trabajar permanentemente la autoestima.

La segunda titular adjunta del Defensor del Pueblo en la República Dominicana, María Batista, denunció las debilidades que afectan al país en este sentido como a nivel institucional como lo es el ministerio de la Mujer y el ministerio público, de los cuales destacó la escasa atención que éstas entidades públicas ofrecen hacia las mujeres que sufren violencia en el hogar.

Expresó que las denominadas Unidades de Atención, creadas para luchar contra esta lacra, están ubicadas en lugares muy retirados y por ende, lejano a las victimas de violencia de género.

Batista cuenta la situación como víctima de violencia que sufrió en su anterior matrimonio, por lo que expresa que el Estado dominicano tiene mucho trabajo que realizar al respecto.  “Cuando una mujer maltratada va a una fiscalía a hacer una denuncia, no deben dejarla esperando 5 horas en un rincón hasta atenderla. Se le debe creer, dar apoyo psicológico y emocional, porque cuando llega allí, está desorientada y no sabe que hacer, lo se porque lo viví”, señala Batista con un semblante de rabia, pena e impotencia.

Pide al gobierno actual reforzar el Ministerio de la Mujer y ofrecer herramientas y recursos económicos para que éste pueda hacer un trabajo en la sociedad y sobre todo con las mujeres y niñas maltratadas.

En entorno de la victima debe ayudar a denunciar al maltratador.

La Abogada Jeannette Alfau y la psicóloga Xiomara García, coinciden en sus respectivas ponencias que el apoyo emocional, presencia de familiares y amigos y la empatía es de vital importancia en una mujer que ha sido o es victima de malos tratos. Además, piden las instituciones fortalecer los apoyos psicológicos y emocional que reciben las víctimas ya que su desorientación les impide hacer las cosas con claridad y certeza, lo que hace que muchas, ni siquiera, lleven a cabo la denuncia, acto que desencadenan más violencia hacia ella por parte de sus parejas y hasta les cuesta la vida.

Señalan que la violencia hacia la mujer impacta a todo el entorno más cercano y próximo a la víctima, como son hijos, vecinos, comunidad, amigos y personas con las que ella interactúa directa o indirectamente, por lo que llama a esa sociedad a involucrarse a luchar contra esta lacra social, a no dejar pasar la oportunidad de denunciar por miedo ya que esa decisión puede costar una o varias vidas.

En el transcurso de las ponencias se reiteró en la necesidad de educar a los jóvenes niñas y niños en el respeto y la igualdad.

La introducción de la conferencia estuvo a cargo de Katy Polanco Berndt, representante de GFDD en Boston Massachusetts, quien dio paso a la reseña histórica de las Hermanas Mirabal, producido por Marjorie Félix.
Mabel Peguero y Laura Félix fueron las moderadoras del evento.

En España, Francia e Italia la ley es muy clara y contundente, aunque todavía falta mucho por mejorar

La violencia contra las mujeres, en sus múltiples manifestaciones, constituye una vulneración estructural de los derechos humanos que hunde sus raíces en la discriminación por motivos de sexo y de género.

España fue de los primeros países de Europa en ratificar los principales tratados internacionales que comprometen a los Estados en la lucha frente a esta violencia, entre ellos la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) y el Convenio de Estambul sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica.

Ni una más. Respeto e igualdad.

Este marco internacional se vio reforzado con la aprobación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de Naciones Unidas, que estableció entre sus metas la eliminación de todas las formas de violencia contra todas las mujeres y las niñas en los ámbitos público y privado.

El Ministerio de Igualdad y el conjunto del gobierno español, en el ámbito europeo, y en línea con la Estrategia para la Igualdad de Género de la Unión Europea, España seguirá impulsando la adopción de acciones y medidas concretas para eliminar la violencia contra las mujeres, por ejemplo, buscando una armonización europea de delitos como el acoso sexual, la mutilación genital femenina o los abusos sexuales.

En suma, el Gobierno reconoce que la lucha contra la violencia machista, como política central en la consecución de un país más justo, libre e igualitario, y envía un mensaje de reconocimiento y homenaje a todas las mujeres, niñas y niños víctimas de la violencia machista que ya no están entre nosotros.

Las políticas de homenaje y reconocimiento de las víctimas, así como el establecimiento de medidas de reparación son una prioridad para este gobierno.

Para avanzar en el logro de una sociedad libre de violencias machistas, el Gobierno de España promueve nuevos instrumentos normativos, como la Ley Orgánica de garantía integral de la libertad sexual, cuya finalidad es impulsar la prevención, la atención integral, la protección, la justicia y la reparación frente a las diferentes formas de violencia sexual, actualmente en fase de anteproyecto; la Ley Orgánica de protección integral a la infancia y la adolescencia frente a la violencia, que va a ser un instrumento importante para consolidar una asistencia eficaz y especializada a las niñas y niños que viven en contextos de violencia de género; o como la futura Ley contra la trata de mujeres, actualmente en fase de estudio preliminar.

Más allá de la situación de crisis sanitaria y social que vivimos, y a pesar de los avances institucionales y sociales de las últimas décadas, la violencia machista persiste. En nuestro país, durante el año 2020, la violencia de género en el ámbito de la pareja o expareja se ha cobrado la vida de 41 mujeres y de tres niños y niñas y ha dejado a 23 niñas y niños huérfanos por el asesinato de sus madres.

Además, el pasado mes de septiembre conocíamos los resultados de la Macroencuesta de Violencia contra la Mujer de 2019, que confirmaban que una de cada dos mujeres de nuestro país ha sufrido al menos una forma de violencia machista a lo largo de su vida; más de 2.900.000 mujeres han sufrido violencia física y/o sexual de alguna pareja actual o pasada, más de 1.300.000 mujeres han sufrido la violencia sexual fuera de la pareja y cerca de 1.700.000 niños y niñas viven en hogares en los que la mujer está sufriendo algún tipo de violencia. Además, otras formas de violencia machista como la explotación sexual, la trata de mujeres y niñas, el matrimonio forzado o la mutilación genital femenina están presentes en nuestra sociedad y reclaman nuestra actuación.

Share.

About Author

Comments are closed.